cuentakilómetros manipulado destacada

Cuentakilómetros – ¿Cómo saber si ha sido manipulado?

¿Sabías que un coche con un cuentakilómetros manipulado es sinónimo de estafa? Una de las razones de este hecho es que, en España, la relación de venta de coches usados respecto de coches nuevos es alta. Por cada coche nuevo comercializado, se venden 2.3 coches usados.

Al comercializar un coche, en especial usado, existen ciertos aspectos que nos pueden revelar su edad. La más importante es el cuentakilómetros del tablero, con lo que podemos verificar si su dueño realmente nos está diciendo la verdad o si hay algún rastro de falsedad en sus argumentos.

Es por eso que en esta novedosa entrada de Informes Mecanicos estaremos revisando los aspectos resaltantes sobre los cuentakilómetros manipulados. Cómo es posible que se dé esta práctica y qué consejos tomar en cuenta a la hora de revisar si este componente ha sido trucado o manipulado indebidamente.

¿Es posible manipular un cuentakilómetros?

De acuerdo con estadísticas de Ganvam, el grupo que asocia a los fabricantes de coches en España, la relación de coches usados que se comercializan con respecto a coches nuevos ha pasado de 1.7 (2019) a 2.3 en 2021.

Debido a estas cifras sí es posible encontrar casos de coches con cuentakilómetros trucados. Y lo peor es que, dependiendo del tipo de sistema que tenga, será más o menos difícil saber sí ha sido o no manipulado.

En otros términos, un cuentakilómetros manipulado también se conoce como “afeitado de kilómetros”. Es una práctica ilegal que permite disminuir la cifra de esta cuenta, permitiendo al vendedor comercializar un coche a precio superior. Su ilegalidad es catalogada como estafa, que puede ser penada con un máximo de 6 años de cárcel para el culpable.

Básicamente, en el mercado de vehículos encontrarás diversos sistemas para contar el kilometraje. Existen los coches con cuentakilómetros (también llamado odómetro) análogos. Un vehículo con este componente, resultará complicado para determinar si ha sido o no “afeitado”. Particularmente los modelos de coches del 2000 o más antiguos, cuentan con este tipo de sistemas.

Decimos que es complicado determinar una alteración indebida porque se tendrá que realizar una revisión “empírica” de documentos e inspecciones para determinar la veracidad de esta cuenta.

Dependiendo del tipo de sistema que tenga, será más o menos difícil saber sí ha sido o no manipulado

Ahora bien, también existen cuentakilómetros digitales. Son comunes en los coches de fabricación más reciente. Aunque son más fáciles para trucar, también son más sencillos para determinar si han sido manipulados indebidamente. En este caso, solo se requiere conectar el coche a la máquina de diagnóstico y evaluar los datos arrojados.

Consejos para revisar si el cuentakilómetros fue manipulado

En función de lo anterior, es necesario advertir a los compradores de coches, en especial de segunda mano, aspectos para la revisión de este tipo de vehículos. Para el 40% de los conductores que compran coches de segunda mano, el kilometraje es un factor fundamental para negociar.

En este punto, revisamos algunos consejos para revisar un cuentakilómetros y si éste ha sido manipulado previamente.

Revisa el desgaste de su interior

Un coche con un gran desgaste y un odómetro (ya sea análogo o digital) con pocos kilómetros, es señal inequívoca de que ha sido alterado. Por tanto, nuestro primer consejo es que estés atento a las señales de desgaste del coche en su interior: estado del volante, asientos, botones, entre otros.

Además, si el vehículo es análogo, verifica en su interior el estado de su tablero principal. Revisa sus plásticos, tornillos, marcas o golpes que den un indicio de manipulación. Si al tocar la parte del tablero observas que se mueven los números o se encuentran torcidos, es muy probable que haya sufrido alteración.

El interior de un coche ofrece muchas pistas en caso que el cuentakilómetros haya sido alterado

En caso de que no te sientas capaz de comprobar estas cosas por tu cuenta, lo mejor es que lo hagas en un taller o llevar a un mecánico de confianza. Es en estos sitios o con estos profesionales que podrás chequear detalles que podamos pasar por alto.

¿Documentación en regla?

Otro de los consejos que debes tener en cuenta es pedir la documentación del coche. Uno de los documentos de mayor importancia es la tarjeta de inspección técnica (ITV), ya que en este aparecerá reflejado si se le han hecho las diversas revisiones en el tiempo correspondiente, así como el kilometraje que reflejaba el coche durante la inspección.

Otro documento relevante lo representa la tarjeta de mantenimiento del vehículo y las etiquetas de cambio de aceite. Estas últimas se colocan en espacios particulares, como la parte superior izquierda del parabrisas o en el costado de la puerta del piloto.

Analiza bien los documentos que te entregue el anterior dueño.

A la hora de comprar un coche con estas especificaciones, es esencial preguntar o que el dueño te ofrezca toda la información que tenga. Los comprobantes o facturas de reparaciones o mantenimientos que pueda aportarte, servirán como señal empírica para comprobar el kilometraje del coche y que no haya sido manipulado.  

Comprobación mecánica del coche

Hay algunos componentes o sistemas que pueden darnos pistas sobre la veracidad del kilometraje, a saber: la calidad del embrague (en transmisiones manuales), el sistema de frenos (discos, pastillas, fluido), desgaste de neumáticos, el sonido del motor, el aceite (de motor o transmisión) entre otros elementos.

Un coche de segunda mano con poco kilometraje no debería presentar problemas en estos sistemas, ni siquiera debería tener fugas de fluido. No obstante, un mecánico experimentado y de confianza podrá descartar o confirmar fugas, problemas ocultos, desgaste de componentes y si el kilometraje se corresponde con el desgaste del coche.

Comprueba el coche electrónicamente

Los coches, a partir del año 2000, empezaron a utilizar la electrónica para medir los kilómetros recorridos. Así que esto te será útil a la hora de revisar si el cuentakilómetros fue manipulado.

Por último, si el modelo de coche usado de interés es del año 2000 o más reciente, la electrónica sería tu compañera ideal. Estos modelos cuentan con centralitas a bordo que registran una gran cantidad de datos.

Podrás comprobar desde los mantenimientos hasta cuántas veces han encendido los testigos del tablero. Incluso se puede comparar la cifra de kilómetros que registra esta central y compararla con la reflejada en el tablero. Un buen mecánico estafador podría borrar estos datos, pero dejaría algunos rastros que actuarían como indicios.

En este video verás en resumen cómo funciona un escáner de coche

Para hacer este borrado de registros, la persona encargada de esta acción debe saltar algunos elementos de las centralitas. Se conocen como pasarelas o gateways, que un taller o mecánico experimentado (de confianza para el comprador) puede verificar si han sido alterados.

Solicita informe Carfax y de la DGT

Completa tu investigacion con el informe de la DGT y el informe CARFAX. Ambos te darán pistas de acuerdo al historial de las ITVs, lecturas del cuentakilómetros, titulares del coche, bajas y cargas del vehículo, etc.

Un cuentakilómetros manipulado tiene consecuencias

Debido a que esta manipulación es considerada “estafa”, existe una normativa sobre protección a consumidores que obliga a las personas que venden un coche a dar toda la información de forma verdadera.

Entre las salvaguardas que tiene el comprador en caso de detectar y comprobar que el cuentakilómetros ha sido trucado tenemos:

  • Eliminar el contrato de compra y venta y pedir la devolución del dinero.
  • Indemnización por daños y perjuicios, más allá de eliminar el contrato.
  • Si el negocio todavía no se ha concretado, puede denunciar al vendedor ante las oficinas de consumo. Esta entidad permite abrir expedientes de tipo sancionador al vendedor que pretende estafar.
  • Si no ha denunciado al vendedor ante las oficinas de consumo, puede iniciar una denuncia por estafa. En este caso, se presume que la persona que vende pretendía realizar un engaño con ánimo de lucro. Eso sí, la cantidad debe ser superior a los 400 euros. Si la persona resultare culpable, se enfrenta a la cárcel, con penas entre medio año hasta 6 años.

¡No te dejes estafar! la mejor información la tienes en informemecánico.es

Esperamos con estos consejos que si compras un coche de segunda mano tengas una buena experiencia, sin estafas. Un coche trucado no solo es algo ilegal, sino que representa un gasto importante que afectará la función por la que lo estás comprando: moverte sin dependencia. Si necesitas un peritaje para tu coche de ocasión, no dude en consultarnos.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad